Diccionario de jardinería

Lo que encontrarás en este artículo:

Acidófila:

Una planta es llamada acidófila cuando esta requiere de un suelo ácido. Un suelo se considera ácido cuando su pH está por debajo de 7 (La mayoría de estas plantas requieren un pH entre 5,5 y 6,5). Utiliza un medidor de pH para asegurarte de que el suelo es lo suficientemente ácido.

Si la tierra de tu jardín tiene mucha cal. Tienes dos opciones. La primera es cultivar tu planta en una maceta. Y la segunda es quitar la primera capa de tierra y sustituirla por una tierra para acidófilas.

Estas plantas suelen requerir gran humedad en la tierra y ambiente. Por esa misma razón, si el clima en el que vives no es muy húmedo Tendrás que regar tu planta con bastante asiduidad.

También tendrás que informarte sobre el agua de tu grifo, ya que a las plantas acidófilas no les gusta la cal. Puedes bajar el pH del agua echándole unas gotitas de vinagre o de ácido cítrico. Lo mejor para estas plantas es el agua de lluvia, destilada o descalificada.

Semisombra:

Colocar una planta en semisombra significa: exponer a tu planta a la luz solar indirectamente. Esto significa que pueden estar en el jardín o debajo de una ventana, pero no debe darles directamente los rayos del sol.

Suculenta:

Las suculentas no requieren mucha atención. No requieren mucha agua ya que son capaces de absorber la humedad del ambiente para retenerla en sus hojas/tallos/raíces. Lo más importante es no regarlas de más ya que es letal para estas plantas.

Estas plantas necesitan mucha luz, pero no por ello las vamos a colocar para que les dé la luz directamente. Podrías ponerlas, pero esto hará que se deshidraten, y nos sea más difícil mantener la correcta hidratación de nuestra planta. Sobre todo en verano.

Estas plantas necesitan un buen drenaje, por que no les va bien estar encharcadas. Necesitan eliminar bien el exceso de agua. Por lo que si quieres que tus plantas tengan un plato abajo. Escúrrelo después del riego.

El sustrato para estas plantas no tiene que ser rico en minerales, es mejor que estén sobre un suelo pobre. Lo mejor sería utilizar un sustrato para cactus.

Pinzado:

El pinzado consiste en pellizcar los extremos de los brotes tiernos de la planta con el dedo pulgar y el índice, o utilizando una tijera pequeña.

El pinzado hará que la planta ramifique más. Y gracias a esto se consigue una forma redondeada, densa y un mayor número de flores. Cuantas más ramas tengas más flores te dará tu planta. Lo malo que tiene el pinzado es que perderás algunas flores.

Tendrás que empezar a pinzar los nuevos brotes a partir del final de la floración. Los brotes, los tendrás que cortar por encima del segundo nudo (Contando desde la inserción). Tendrás que parar de pinzar mas o menos a la mitad del verano si quieres obtener flores en otoño.